Mercado Roquetas de Mar

IPSUM MEDITERRANEUM | ROQUETAS DE MAR

El proyecto trata de actualizar la función de mercado con las exigencias dotacionales y de ocio que la sociedad requiere hoy en día.
La rehabilitación de los mercados que se están acometiendo últimamente en todas las ciudades europeas siguen los mismos principios de uso, no sólo de mercado, sino también de lugar de encuentro y aprovechamiento de los espacios públicos inherentes a otras actividades socio-culturales.
El emplazamiento actual es la primera visión que recibe el visitante cuando entra en Roquetas, y por tanto, la fachada principal se convierte en una imagen de la ciudad. El proyecto contempla ese espacio como una gran plaza pública y punto de encuentro con una de las grandes arterias de la ciudad que conducen al puerto.

ESPACIO PÚBLICO EXTERIOR

Nuestra actuación consiste en atenuar la presencia de los coches y mejorar los espacios de relación humana.
La propuesta renueva y revitaliza el edificio existente. Se pretende incentivar la actividad del mercado. La zona que rodea el mercado se peatonaliza con el fin de fomentar la relación social.
Sustituimos el ‘pódium’ existente por una sucesión de espacios ascendentes hasta llegar al nivel del mercado, en los cuales se crean plazas, zonas de estar y terrazas.
Con una misma actuación resolvemos la accesibilidad al mercado y el espacio público que lo rodea.
El mercado se extiende en el exterior a modo de plaza, para visualmente atraer la interacción social de éste con la calle y su aprovechamiento para usos alternativos.

ORGANIZACIÓN INTERIOR MERCADO

Nuestra propuesta divide el mercado en tres sectores con permeabilidad de usos, dependiendo de las necesidades de cada momento:
El mercado pasa a ser un espacio diáfano que se extiende al exterior. Se libera el perímetro interior permitiendo la apertura de las fachadas, consiguiendo una mejor circulación, ventilación y entrada de luz natural.
La disposición de los puestos sigue un ritmo lineal, que se rompe generando unos espacios estancia para poder sentarse, descansar y charlar mientras se realizan las compras.
El programa de servicios se agrupa en una única banda recuperando la identidad formal y arquitectónica de los elementos singulares de la construcción original.
Se propone la creación de un nuevo espacio “gastronómico-lúdico” donde poder degustar productos del mercado con un horario más amplio, atrayendo nuevos usuarios.
Teniendo en cuenta los diferentes horarios entre el mercado y los demás usos, existirán unas puertas correderas que independicen las distintas zonas.
Dentro del mercado generamos un espacio vinculado a la zona gastro-bar, con posibilidad de uso interior-exterior, según la estación del año.
Diseñamos, de forma alternativa y continua, una fachada permeable abierta/cerrada, colocando en los huecos carpintería corredera, que posibilitará su cierre en el invierno.
Siendo la cubierta el principal elemento característico del mercado consideramos la rehabilitación del mismo sin alteraciones en su composición, por ello dejamos la cubierta vista y libre de instalaciones.

PUESTOS DE MERCADO

Se crean 75 puestos de 10m² que podrán agruparse según las necesidades de los comerciantes.
Se propone un mismo módulo para todos los puestos requeridos, que se adapta tanto a los distintos productos de venta como a los diferentes tamaños de los puestos.
Con el fin de mantener la esencia de mercado tradicional pero con una lectura actual, los módulos están compuestos por una estructura metálica ligera fija que define el espacio de venta. Este espacio está elevado del suelo para una mejor interacción con el cliente y de éste con los productos.
En la parte superior de la estructura se disponen unas barras longitudinales y transversales que cerrarán el espacio de forma simbólica, permitiendo la iluminación y ventilación natural.
Se diseñan distintos tipos de mostradores según el tipo de requerimiento de puesto.

SOLUCIONES DE EFICIENCIA ENERGÉTICA

La revitalización del mercado implica proveer de climatización al edificio así como realizar mejoras en la envolvente. A su vez, debe responder a una solución que sea lo más eficiente energéticamente posible, reduciendo las demandas del edificio, los costes de explotación y las emisiones de dióxido de carbono.
Para reducir la carga térmica se proponen actuaciones en la envolvente: vidrios de control solar y mejora de los niveles de aislamiento, así como actuaciones en el entorno mediante elementos pasivos: arbolado caduco, lamas de protección y/o pérgolas.
En base a la climatología, el tipo de edificio y sus características de uso, se propone una climatización mediante unidad exterior VRF y una UTA o recuperadores de calor (tratamiento del aire y free-cooling). La climatización se divide en 3 zonas mediante fancoils ubicados bajo el forjado sanitario y la difusión se realizará mediante conductos verticales y toberas.
Se dispondrá de una red de conductos de retorno de aire bajo el forjado sanitario que servirá también para ventilar y absorber el calor residual de la maquinaría de los puestos del mercado (calentamiento gratuito del aire).
La producción de ACS se realizará mediante paneles termodinámicos ubicados en la cubierta horizontal de la zona de servicios.
Toda la instalación exterior quedará oculta en la cubierta horizontal de la banda de servicios sin afectar a la cubierta principal. La instalación interior discurrirá por el zócalo de modo que únicamente aparecen columnas simulando pilares que conducen el aire hasta la tobera que lo impulsará. De este modo, la instalación se integra en y entre los puestos. Esta columna servirá para proveer a los distintos puestos del resto de todas las instalaciones necesarias.